sábado, 14 de febrero de 2009

San Valentín


Hoy es 14 de febrero, día de los enamorados. Este día siempre me ha gustado, y cuando era pequeña siempre me imaginaba en este día como podría ser mi futuro amor. La verdad, es mucho mejor de lo que yo imaginaba, jeje. Bueno, estoy contenta con mi marido, se nota y eso es bueno.
Como estamos pobres y no tenemos dinero, no ha habido ningún regalo material, pero si otros no materiales...el hecho de estar juntos ya es un regalo, y de hacerlo todo con él.
Tenía la idea de bailarle algo de danza del vientre, pero creo que no he ensayado lo sufieciente y no me saldría bien, así que simplemente le improvisaré un baile con una canción de Shakira, que son muy bailables y sobre todo con ese estilo y también convinados con otros, así que es fácil de improvisar...
Hoy no le he bailado porque tenía guardia y no ha habido tiempo, pero cuando venga mañana por la mañana le diré que se siente y le bailaré una canción...Mejor tarde, que nunca, además todos los días pueden ser como el día de los enamorados, porque el amor esta ahí y quiere seguir creciendo, y tiene mucha imaginación para hacer cosas creativas y poder pasar buenos ratos juntos. Así que esto no termina, sino todo lo contrario, cada día crece más y cada año más todavía...Y así hasta el fin de nuestros días, que espero que aún quede mucho...

Poema de Gustavo Adolfo Bécquer

Podrá nublarse el sol eternamente;
Podrá secarse en un instante el mar;
Podrá romperse el eje de la tierra
Pomo un débil cristal.
¡Todo sucederá!, podrá la muerte
Cubrirme con su fúnebre crespón;
Pero jamás en mi podrá apagarse
La llama de tu amor.

2 comentarios:

Seli dijo...

Hola!
Por fin me digno a escribir comentarios en tu blog!
Solo quiero decirte que el amor se presenta como algo inmenso, tremendo, lo que todo lo llena... y en cambio yo opino que el amor es algo pequeño, dulce, delicado... Tal vez pienso así por mi experiencia vital, llena de amores y amistades, de baches y malos tragos. De todo ha habido pero el amor real y verdadero, la amistad más leal y fiable, lo que más me ha tocado el corazón siempre se ha compuesto de pequeñas cosas, de pequeños detalles y pequeños pasos que, uno tras otro y sin perder el ritmo, han ido llenándome de experiencias inolvidades. Disfruta de tu amor, llena tu vida de pequeñas cosas (como ese baile pendiente), no dejes que la falta de tiempo te aleje de esas pequeñas cosas que tantas satisfacciones nos dan como un te quiero al pasar, una nota en la mesita con un buenos días, un desayuno sorpresa o ir a buscarle a la salida del trabajo porque sí, porque él lo vale... eso es lo que hace que el amor perdure para siempre.
Besazos

Amalia dijo...

Hola Araceli, muchas gracias por tu comentario, estoy de acuerdo contigo, el amor se basa en pequeños detalles diarios que es lo que hace que crezca, gracias por tus consejos, son muy buenas ideas para poner en práctica, que casualidad ayer hice un poema sobre este tema, que puse también aquí, ya me dirás si te gusta. Hablando de Gustavo A. Bécquer, siempre me ha gustado su poesía, pero también pienso que es muy exagerado, por algo es del románticismo...aunque es cierto que cuando no tienes ese amor cerca, lo conviertes en algo grande, tremendo, lo más, que llenará tu vida, etc, pero no se puede considerar el amor como algo de un momento, sino día a día y por eso, como el día es corto y también los momentos de encuentro, al final el amor se traduce en pequeños detalles de amor, vivido en cada momento.
Besos.